La Virgen de la Soledad salió a buscar a su hijo después de dos años sin hacerlo

El Domingo de Resurrección, los vecinos de Valdenuño Fernández celebraron su emocionante procesión del encuentro.

Con la imagen de la Virgen de la Soledad, las mujeres del pueblo campiñés, procesionaron por la calle principal del pueblo, acompañadas por el párroco y el alcalde, hasta encontrar a Cristo resucitado, que era portado por los hombres del pueblo.

Como dice una de las estrofas de la canción apropiada para esta procesión: «Ya suenan las esquinitas pues tu hijo viene allí más reluciente que el sol, más bello que un serafín. Desnudo viene señora delante de ti lo ves, sano de sus cinco yagas, costados, manos y pies», la madre se encontró con su hijo resucitado y las campanas de la Iglesia sonaron con fuerza y emoción para celebrar el encuentro. El párroco del pueblo fue el encargado de quitar el manto negro a la Virgen para que luciera el manto de color blanco y plata, símbolo de alegría y resurrección.

Resplandecientes y con más alegría que nunca, regresaron a la Iglesia del pueblo para celebrar la Misa de Pascua.

RESEÑA: Las fotos han sido hechas por LAURA ALCÁNTARA, vecina del municipio. Agrademos su gran predisposición dando testimonio del municipio al realizar fantásticos reportajes de todas y cada una de las actividades/festividades, etc. que se realizan en él y difundiéndolos en diferentes medios de prensa.

Últimos Bandos